jueves, 9 de diciembre de 2010

"Felices y Fantásticas Fiestas"

Se viene el 2011, para algunos falta un año para el Fin del Mundo, para otros será un año más en este mundo de locura.
A todos los que me siguen que lo pasen fantástico con sus seres queridos,

Gracias y un abrazo enorme para todos.

Comentario sobre el filme "Harry Potter y las reliquias de la muerte p.1"

No soy crítico de cine, simplemente un fan de Harry Potter y amante del buen cine y la literatura. Así que este comentario sólo pretende dar mi opinión acerca de la película.

David Yates es un buen director cuando quiere o lo dejar dirigir. Ya lo había demostrado en La orden del fénix donde había logrado transmitir el clima opresivo y dictatorial que J.K.Rowling le había dado al libro. Esta vez logra una película donde explota todos los elementos de dramatismo que tiene la historia, con Voldemort ejerciendo su poder sobre ambos mundos (el mágico y el muggle). Creo que sin ser la mejor película de la serie, logró elevar el nivel de la última -que había sido aburrida- y además se respetó el libro. En la 6 lamentablemente se quitaron cosas importantes e inventaron escenas inexplicables como la del incendio de La Madriguera, que ahora vuelve a aparecer, milagrosamente intacta.

Me gustó el uso de los paisajes escoceses y la música que sin ser espectacular logra generar los climas adecuados a las escenas. También me gustó el uso de la luz (la 5 por momentos era demasiado oscura y se perdían los detalles). El Ministerio de la Magia es una de las partes que más me gustó por la forma en que adaptó las escenas, me parecieron muy bien elegidos los tres actores que hacen de Harry, Ron y Hermione transformados y también el menor uso del negro dentro del ministerio cambiando por los violetas y otros tonos como los maderas, más fieles a la descripción del libro.

Como siempre Rupert Grin -de los tres- es el mejor actor. Haciendo una escena dramática o de humor, siempre se luce. Emma también actúa bien y Daniel, a pesar de ser un poco más duro e inexpresivo, logra buena actuación como en la escena de los 7 Potter o en los momentos de acción.
Alan Rickman (Snape) con sólo 2 minutos demuestra una vez más el poder de un buen actor. Los demás adultos creo que están muy creíbles en sus papeles.

Me gustó el principio con Hermione desmemoriando a sus padres y Harry cuando queda solo en la casa vacía de los Dursley. Son escenas con mucho sentimiento.
Es bueno volver a ver a muchos de los personajes que aparecieron en las otras películas, porque de alguna manera es la despedida.
Lástima que Duddley no aparezca más, hubiera sido interesante el diálogo cuando le agradece a Harry por haberle salvado la vida, dos años antes, ante el ataque de los Dementores. Pienso que Rowling lo puso como algo importante para demostrar que el muchacho a pesar de ser un gamberro, tenía sentimientos y podía ser alguien mejor. También me parece que hubiera sido importante mostrar el arrepentimiento y la lucha interior de Colagusano cuando Harry le pide que los ayude, algo que le costará la vida. Una escena donde se muestra que hasta los traidores a veces pueden actuar bien.
Creo que si hubieran filmado en las películas anteriores algunas de las escenas que quitaron se habrían ahorrado algunas explicaciones y personajes que aparecen sorpresivamente como Bill, Mundungus Fletcher o el Nuevo Ministro de la Magia. También tuvieron que mostrar la tumba de Dumbledore.
Es muy emotiva la muerte de Dobby y el final con Voldemort robándole la varita a Dumbledore, creyéndose por fin, realmente invencible.
Con todo esto en una escala del 1 al 10, le pongo un 8.

Ahora sólo nos resta esperar el final, ojalá que mantengan el mismo nivel y respeten el libro como en esta primera parte.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Harry Potter

Desde que J.K. lanzó su primer libro sobre el joven mago no ha parado de crecer su fama
Los libros tienen desde mi punto de vista tres puntos positivos:

Primero, gracias a ella logró lo que hacía mucho tiempo no se lograba: que los niños y jóvenes se interesaran por la literatura. Muchos se volvieron de su obra pero gracias a ello también comenzaron a interesarse en la lectura en general o sobre la literatura fantástica
Segundo, justamente el género fantástico se vio revitalizado, y acercó a muchos lectores, indirectamente a autores como Tolkien otros, que han escrito sobre hombres-lobo, vampiros, brujas pero también sobre magia y esoterismo. Algo que en la sociedad en que vivimos, donde todo gira en torno al dinero y los negocios o la tecnología, es salirse
Tercero, creo que de por sí sus historias promueven los valores positivos. En especial, la valentía, la amistad, la solidaridad, la honestidad, entre otros, sin por eso volverse literatura tonta. Además, muestra a los "malos" y sus valores negativos como la ambición, la crueldad, etc, sin caer en personajes maniqueos. Es decir, ni los malos son tan malos, porque tienen sus razones para ni los buenos son tan buenos. Harry y sus amigos son seres perfectiblesse equivocan, cometen actos y son generalmente castigados por ello, y van aprendiendo, junto con los lectores.

Aunque cierta gente han criticado mucho esta obra, creo que le da la posibilidad a los jóvenes de acceder a un mundo diferente al que estamos viviendo, dándoles alternativas de vida y de ideas para que puedan elegir

Las películas, son otra cosa, lamentablemente. Comenzaron con un excelente nivel cinematográfico (buenos actores, buena fotografía, música, vestuario, etc) y con un gran cuidado en la adaptación; pero ya a partir de la tercera, se comenzaron a quitar elementos importantes de la obra, volviéndolas más "lights" y rebajando además el presupuesto, con lo que se tornaron en films más bien mediocres
Pero quedan los libros que son lo más importante y que creo que de aquí en más serán considerados clásicos en la literatura "juvenil" como lo fueron los de May Alcott o Julio Verne por mencionar tan sólo dos autores conocidos y quienes leen estos libros hoy, serán los padres que se los hagan conocer a sus hijos, mañana.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Juceca

A Juceca lo conocí una tarde en mi trabajo, con sus grandes bigotes blancos y largos. Le di la mano y me presenté, hablamos de literatura unos minutos y le regalé uno de mis libros. Se fue contento.
Tenía setenta y cinco años, unos meses después se marchó para siempre.
Hacía poco tiempo que estaba otra vez en la televisión haciendo un programa que se llamaba: "Tarde piaste" que era un micro que salía por el canal oficial al final de la programación. En él contaba anécdotas o algunos de sus cuentos de "Don Verídico", con sus estilo parsimonioso y su voz algo cascada por los años, pero siempre en ese tono cómplice que despertaba nuestra hilaridad.

Su último gran trabajo fue como actor en la película uruguaya: "El viaje hacia el mar", sobre un cuento de Morosoli. En ella, hacía de "7 y 3: 10", el quinielero del pueblo.

Yo había conocido su obra de Don Verídico siendo aún un niño, cuando Luis Landriscina vestido de gaucho viejo relataba por la televisión esos cuentos de humor surrealista.

Había nacido en Montevideo, con el nombre de Julio César Castro, que luego abrevió bajo el seudónimo de "Juceca", y escribió una gran cantidad de historias fantásticas con el tema en común del boliche "El Resorte" por donde desfilaban siempre personajes insólitos que venían a romper la modorra de los parroquianos habituales: la Duvija, el Tape olmedo, Rosadito Verdoso, el gato Barcino...

Sus personajes fueron apareciendo por la radio, la televisión, las revistas y luego fueron recopilados en libros en varios volúmenes. Todavía quedan algunos relatos inéditos que cada tanto van editando.
También escribió otros libros con anécdotas e historias inverosímiles y crónicas de cine, siempre con ese humor que lo caracterizó.

Ahora debe andar por el cielo contando sus historias acodado en el mostrador de su eterno boliche para acompañar a los parroquianos que lo habitan, con una sonrisa en sus rostros.